Lince ibérico

Género - felino | Familia - Felidae | Publicado - Enero 2020

Lince ibérico, felinos, animales, naturaleza salvaje 1

En esta publicación veremos uno de los animales en mayor peligro de extinción del planeta, se trata del lince ibérico (Lynx pardinus) este felino es una especie de mamífero carnívoro de la familia Felidae, endémico de la península ibérica.

En 2013 se calculaba que solo quedaban dos poblaciones en Andalucía aisladas entre sí con un total de algo más de trescientos individuos en aumento, más otra en los Montes de Toledo de unos quince individuos y por ello escasamente viable, lo que lo convierte en la especie de felinos más amenazada del mundo. En el año 2018 se estimó una población de 686 ejemplares en libertad.

Es un felino de aspecto grácil, con patas largas y una cola corta con una borla negra en el extremo que suele mantener erguida batiéndola en momentos de peligro o excitación. Sus características orejas puntiagudas están terminadas en un pincel de pelos negros rígidos que favorece su camuflaje al descomponer la redonda silueta de su cabeza.

Lince ibérico, felinos, animales, naturaleza salvaje 2

También son características las patillas que cuelgan de sus mejillas. Aparecen a partir del año de vida, cuando apenas cuelgan por debajo de la barbilla y aumentan de tamaño con la edad. Los machos tienen las patillas y los pinceles negros y más largos que las hembras. Es un lince de pequeño tamaño, los machos adultos pesan un promedio de 12,8 kg y las hembras sobre 9,3 kg, llegando a pesar los machos hasta 20 kg.

El lince ibérico se encuentra en el bosque y matorral mediterráneo, en zonas muy restringidas de la península ibérica. En España en muy pocas áreas, bien conservadas y aisladas de la actividad humana, mientras que en Portugal parece que se ha extinguido. Este tipo de hábitat le proporciona refugio y pastos abiertos para cazar conejos, que suponen el 90 % de su dieta. El tamaño del territorio que necesita cada ejemplar está condicionado por la abundancia de presas potenciales, pero como media, un lince ocupa unos 10 km². En zonas ricas en alimento, el territorio del lince será algo menor que en zonas pobres.

En la mayoría de los casos, el lince ibérico vive de manera solitaria y nómada, y es muy territorial, mostrándose más sociable en la época de celo. Es un ágil cazador. Se aproxima sigilosamente a la presa y salta sobre ella con rapidez. Menos frecuentemente espera oculto a que pase una presa. El lince ibérico es el único carnívoro considerado especialista en la caza de conejos. Esta especie le aporta del 80 al 90 % de su alimentación. También consume anátidas, ungulados, perdices, pequeños mamíferos y otras aves. La aparición de estas presas en su dieta depende de la época del año, de la disponibilidad de presas y de la zona.

Lince ibérico, felinos, animales, naturaleza salvaje 3

La época del celo comienza entre enero y febrero, adelantándose en las regiones meridionales desde finales del mes de diciembre hasta mediados del mes de febrero. El lince, a pesar de ser un animal de hábitos solitarios, en esta época del año suele permanecer con su pareja. Eligen las madrigueras en lugares bien protegidos y escondidos como roquedos o árboles huecos. La gestación dura de 65 a 72 días, de lo que se deduce que la época del nacimiento se sitúa entre los meses de marzo y abril. Las camadas suelen constar de una a cuatro crías, siendo lo más habitual dos cachorros.

El lince ibérico es sigiloso y habita alguna de las áreas naturales más salvajes que quedan en la Península, por lo que perseguirlo no es tarea fácil. Sin embargo, seguir sus movimientos es vital para su protección. Pocas especies en el mundo son seguidas tan de cerca como el lince ibérico. Las zonas donde viven, como Doñana o Sierra Morena, están llenas de "cámaras trampa" colocadas por los técnicos que protegen a la especie para censar sus poblaciones y estudiar su comportamiento.

Andalucía, Sierra Morena oriental (Ciudad Real), Montes de Toledo, el valle de Matachel en Extremadura y el valle del Guadiana en Portugal. Tras asentar sus poblaciones en Andalucía, era esencial expandir el área de distribución del lince, creando nuevas poblaciones en otras regiones. Comenzaron a buscarse las zonas más idóneas, por la presencia de conejos y la calidad del hábitat, y las elegidas fueron Sierra Morena oriental (Ciudad Real), Montes de Toledo, el valle de Matachel en Extremadura y el valle del Guadiana en Portugal.

Lince ibérico, felinos, animales, naturaleza salvaje 4

El mayor peligro de estos animales son los atropellos que sufren, gracias a organizaciones como WWF España se está haciendo un gran trabajo en la recuperación y el cuidado de estos bellos animales, os dejo un enlace por si queréis apoyar a su conservación o conocer más sobre los trabajos que se hacen para mantener esta especie.

Animales Mamíferos